WABI-SABI: LA BELLEZA EN LA IMPERFECCIÓN.

Para los japoneses, cuando algo tiene wabi-sabi es que posee la belleza de la imperfección.

Nada dura, nada está completo y nada es perfecto.

La palabra está compuesta por los términos Wabi, que significa ‘la elegante belleza de la humilde simplicidad’ y Sabi, que significa ‘el paso del tiempo y el consiguiente deterioro’. Se originó en el taoísmo y luego se transmitió al budismo zen.

La estética japonesa, se basa, por tanto, en encontrar la belleza en la imperfección.

WABI SABI EL ARTE DE LA IMPERFECCIÓN

A mediados del siglo XV y principios del XVI, se tiene constancia del primer maestro del Wabi Sabi, el monje zen Murata Shuko. En aquellos años la ceremonia del té se había convertido en un pasatiempo para la alta sociedad, donde utilizaban utensilios relacionados con el té fabricados en el extranjero. Sin embargo, Murata Shuko se oponía a la moda y utilizaba utensilios de fabricación local siempre que le era posible, consiguiendo así, el comienzo del Wabi sabi en la estética del té.

El Wabi-Sabi japonés extrae de la naturaleza sus tres pilares básicos:

  • Nada es perfecto.
  • Nada es permanente.
  • Nada está completo.

Aunque para los japoneses resulta un término difícilmente definible, el Wabi Sabi es un concepto elaborado en la filosofía budista Zen, basada en la contemplación de la naturaleza y la aceptación de su continuo ciclo de nacimiento, crecimiento, decadencia y muerte.

Para los japoneses, la belleza está íntimamente entrelazada con la imperfección y la impermanencia de las cosas, así como en aceptar pacífica y serenamente el ciclo de la vida.

El término encapsula la aceptación de lo transitorio, de lo imperfecto de la naturaleza y acepta lo incompleto en todos los ámbitos de la existencia.

La estética Wabi Sabi nos aporta un método para apropiarnos de lo común de una manera poco común. En lugar de mirar hacia las cosas rechazando la imperfección, nos permite realizar otra mirada aceptando lo imperfecto, convirtiéndolo en una fuente de inspiración y dándole un lugar preferencial. El Wabi Sabi propone que podemos encontrar una exquisita belleza transitoria en todas las cosas impermanentes.

El Wabi Sabi se inspira en la naturaleza, que con su paradoja de ser perfecta y estar llena de imperfecciones a la vez, permite venerar la autenticidad y celebrar las imperfecciones de la vida. Aplicado a nuestro cuerpo, las arrugas o las cicatrices forman parte de la experiencia vital de la personas y, aunque son huellas del paso del tiempo, son bellas en sí mismas.

El definitiva, el Wabi Sabi es un estilo de vida, donde se concibe que la verdadera belleza no está en lo perfecto porque, en realidad, la perfección no existe. Es una visión del mundo tal y como es, sin la intención de moldearlo para acabar creando algo que sea artificial e irreal. Las cosas elaboradas en base al Wabi Sabi están hechas de materiales naturales y vulnerables al paso del tiempo, al clima o al trato humano. Y, en lugar de ver las grietas, la corrosión, la decoloración o las formas desiguales como errores o fealdad, éstas se ven como la huella que la vida ha dejado en su camino y que proporciona un alma y un carácter únicos. La belleza del Wabi Sabi es, en cierto sentido, el hecho de aceptar lo que en la sociedad se considera feo e imperfecto.

Abrazar el concepto Wabi Sabi nos permite mirar a la vida de una manera diferente, sin la presión de que todo esté bien, sino aceptando que la imperfección forma parte de la vida y celebrando que las cosas sean maravillosamente imperfectas.

Wabi Sabi nos aporta la lección de disfrutar de los momentos tal y como vienen, sin expectativas. Las cicatrices, los arañazos y las imperfecciones de nuestro cuerpo son, según esta filosofía, un recordatorio de nuestras experiencias. Eliminarlos sería como ignorar las complejidades de la vida. Y abrazarlos nos permite una vida más plena y más feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

DESATA TU POTENCIAL es una asociación sin ánimo de lucro y entidad de voluntariado creada y compuesta por un grupo de personas comprometidas con el desarrollo integral del potencial humano, especialmente de los jóvenes y adolescentes