El efecto POSITIVIDAD

En fotografía, positivar es obtener un positivo a partir de un negativo. Esta acción la puedes aplicar a tu vida diaria, puedes transformar en positivo todo lo negativo que te acontece. Generando emociones positivas en lugar de negativas, manteniendo una actitud positiva, transmitiendo buen humor, fomentando el optimismo, en definitiva, siendo más positivos. Tienes que transformarte en un positivador. En un generador de positividad.
Positivar y positividad ya están incluidas en el diccionario de la RAE pudiendo hacer uso de ellas, no así positivador. Es curioso cómo la palabra negatividad estaba incluida desde hace años y, sin embargo, positividad no ha sido aceptada hasta hace poco.

Tras esta aclaración, para mí, el efecto positividad es el fenómeno mediante el cual transformamos cualquier cosa negativa en positiva. Hay personas que tienen una gran habilidad para ello, así, hacen que todo a su alrededor parezca mucho mejor de lo que parece. Estas personas saben transformar los efectos negativos que se derivan de acciones o actitudes de otros en cosas positivas que nos van a ayudar a vivir mejor. Los humoristas, payasos, cómicos y todo tipo de personas dedicadas a hacernos reír son verdaderos especialistas en provocar este efecto. Son personas que convierten cualquier situación negativa en positiva, o que nos hacen ver las cosas de manera diferente para que les encontremos el lado positivo. Pienso que el humor es algo sublime y que aquellos que se dedican a ello son grandes profesionales que consiguen cambiarnos la vida aunque sea por un tiempo determinado, creo que los profesionales de la risa están infravalorados, ya que su función en la vida es más importante de lo que generalmente pensamos.

Algunos humoristas se ríen de cosas negativas, por ejemplo, a la mayoría de las personas les molesta hablar de la muerte y, sobre todo, les aterra hablar de su propia muerte, pues escuchando un monólogo realizado por un humorista nos va a ser más fácil tener una conversación sobre este tema, ya que le ha quitado hierro a la cuestión. La ha positivado.

Pongo un ejemplo de cómo trata la muerte un cómico durante uno de sus monólogos:

humor-y-positividad

Hay muchas personas que, habitualmente, realizan esta tarea de positivarlo todo. Muchas de ellas sin darse cuenta ya que es algo innato que tienen. Resulta que la mayoría de optimistas lo son por naturaleza. Y van transformando todo lo negativo que encuentran a su paso en cosas positivas que nos ayudan a los demás. Y no hay que ser humorista o dedicarse a alguna profesión relacionada con la risa para ser positivador. Simplemente hay que ser optimista y creer de verdad que todas las cosas tienen un lado bueno. Y saber encontrar esa parte positiva que te haga ver la situación desde una mirada en la que puedas sacarle mayor beneficio. Si ves la parte negativa es porque no crees que la situación pueda tener ningún beneficio para ti. Si eres capaz de ver la parte positiva es cuando vas a encontrar características que se traduzcan en aportes beneficiosos.

Existen verdaderos especialistas en provocar el efecto positividad. Son personas que se empeñan en generar optimismo y buscar motivos para que todos podamos disfrutar con lo que hacemos. Porque la motivación es precisamente eso, tener motivos. Cuando tenemos motivos para realizar algo aumentan las posibilidades de poder alcanzar nuestro objetivo. Algo nos impulsa a llevar a la acción las tareas necesarias para conseguirlo. Yo diría que estas personas se convierten en motivadores extrínsecos que nos hacen seguir esforzándonos con persistencia para que seamos capaces de conseguir resultados que no seríamos capaces de conseguir de manera intrínseca. Ya he hablado de todos los profesionales de la risa que son, por excelencia, verdaderos artífices del efecto positividad. Además hay otros grandes profesionales que también realizan un gran aporte para conseguir este efecto en la sociedad. Por ejemplo todas las personas relacionadas con el desarrollo personal y de otras profesiones del mundo del espectáculo pueden impulsarnos a desarrollar mejor nuestras habilidades personales y nuestras fortalezas mejorando nuestra calidad de vida y contribuyendo a la realización de nuestros sueños.

Las personas dedicadas al desarrollo personal son especialistas en conseguir que tengamos un enfoque diferente para que desarrollemos todo nuestro potencial y veamos las cosas de otra manera. Como dice El Talmud, “No vemos las cosas como son, vemos las cosas como somos”. Nuestra trayectoria, nuestras creencias, nuestras costumbres culturales y familiares son las que van a determinar cómo vemos el mundo. Como se suele decir, el mapa no es el territorio, y es que no sabemos realmente cómo son las cosas, sólo sabemos cómo las interpretamos.

Positividad

Un coach genera en nosotros esa confianza necesaria para que seamos capaces de tener miradas diferentes acompañándonos en el proceso. Un terapeuta nos puede hacer ver dónde nos estamos equivocando para que miremos hacia otro lado. Un maestro, con sus enseñanzas no puede abrir nuevos horizontes. Todos nos ayudan a conseguir que nos desarrollemos.

Los profesionales del mundo del espectáculo también nos pueden provocar el efecto positividad, tendemos a imitar a nuestros ídolos y ellos con sus interpretaciones van a enseñarnos el camino para que podamos ver la parte positiva. Cuando escuchamos una canción que nos gusta cambia nuestra emoción y nos sentimos mejor. Al visionar una película nos sentimos identificados con algún actor y nos creemos mejores. En el teatro sentimos la emoción de la interpretación y la hacemos nuestra.

Tú también lo puedes conseguir, puedes convertirte en un gran positivador. Mostrando una actitud positiva con los demás, cambias la reacción que ellos tienen. Transformando lo negativo en positivo y haciendo que el optimismo sea tu estado natural, puedes cambiar la vida de muchas personas y hacerles vivir momentos más felices. ¿A qué esperas?

 
 

Gerardo Romero Pozo
Licenciado en Psicología por la Universidad de Valencia. Experto en Coaching por la Universidad Camilo José Cela de Madrid. Executive Coach Certificado por la Escuela Europea de Coaching. miembro certificado de la Internacional Coach Federation. Emprendedor Coach CCE, por el Excellence Research Institute. Empresario y emprendedor, ha realizado su trayectoria profesional dirigiendo varias empresas de hostelería y el sector de servicios durante más de 30 años. Actualmente director en Gerardo Romero Coaching Positivo, psicólogo en la delegación de la Fundación Dr. Javier Berché para ayudar a niños con altas capacidades, facilitador coach en La Akademia Valencia ayudando a jóvenes a mejorar su desarrollo personal, voluntario y facilitador en Desata tu Potencial generando positividad entre los jóvenes. Coautor del libro “Emprender con Valor, 10 historias escritas desde el corazón”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

DESATA TU POTENCIAL es una asociación sin ánimo de lucro y entidad de voluntariado creada y compuesta por un grupo de personas comprometidas con el desarrollo integral del potencial humano, especialmente de los jóvenes y adolescentes